sábado, 19 de mayo de 2012

La Casa de Dios


Termino de leer La Casa de Dios justo en el momento que miles de estudiantes de Medicina se incorporan a su primer año de residencia MIR. Samuel Shem escribe este libro en el marco histórico del escándalo del Watergate en 1973-4, y narra el shock traumático que representa enfrentarse por primera vez a los pacientes en un ámbito de plena responsabilidad, sin apenas supervisión y en situaciones, a veces,  de extrema urgencia. Es una dura crítica al sistema de residencia americano de la época, una visión descarnada, a veces cruel y violenta, al tiempo que describe el viaje de un residente, Roy Basch, a lo largo de sus rotaciones por el hospital hasta llegar al conocimiento de lo que realmente significa "ser médico". 

Aunque hace muchos años ya de mi residencia en medicina de familia, aparte de reconocerse uno en algunas actitudes y pensamientos, este libro nos sirve también a los médicos en ejercicio, y en particular, es útil para la reflexión de aquellos que somos docentes de estudiantes o residentes. 

Hay que preguntarse continuamente ¿qué tengo que hacer para ser un buen profesional? Pero también ¿cómo hago para enseñar esto? ¿cuál es el mejor método? ¿que puedo aprender  de mis residentes y estudiantes?

Muy recomendable.