domingo, 21 de octubre de 2012

La música a otra parte

Las Escuelas Municipales de Música cumplen una función esencial: formar a niños, jóvenes y también adultos en lo musical, a través del aprendizaje de los fundamentos del lenguaje musical, de tocar un instrumento de forma individual, pero también de forma colectiva en agrupaciones musicales (orquesta, banda o cámara). 

Habitualmente siempre han faltado plazas para la demanda de los ciudadanos. Lo que ha obligado a aplicar diversos medios para el acceso, incluidos colas nocturnas para obtener los primeros lugares o sorteos. 

Alrededor de esa Escuela, se crea un grupo de padres, familiares, amigos y vecinos que acude a las audiciones, por lo que la formación musical no se reduce a los alumnos, también impregna a todo el barrio o a la ciudad donde se ubica. También han sido motivo de orgullo de los consistorios. Todos deseaban tener su propia Escuela y muchos su propia Banda Municipal.


Alumnos y Profesores de la Banda Municipal de Majadahonda

Todo ello no está exento de problemas y dificultades diversas. Las Escuelas son necesarias y buenas pero seguramente no suficientes porque en España la cultura y la formación musical han sido muy escasas, sobre todo si nos comparamos con otros países de centroeuropa, donde el encuentro con la música es cotidiano y casi obligatorio. Siempre me ha llamado la atención las dificultades que tienen las agrupaciones musicales para llenar los espacios de público, teniendo en cuenta, además, su habitual gratuidad. Por eso la sensación es que hay que hacer más, no menos. Y en esto..

Llega doña crisis. A todos lados. No queda actividad pública (o privada) intacta ante la actual situación económica y sobre todo ante la ideología liberal hegemónica que pretende que TODO LO PÚBLICO es, por definición, innecesario y susceptible de ser eliminado o recortado. Así, cuando la impresión es que estamos mejorando un poco la situación musical, España decide mandar la música a otra parte.

Que cada uno haga, desde su posición, lo que pueda para que esto no suceda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario