viernes, 6 de septiembre de 2013

Después de una "fisura" costal

Las contusiones costales son muy frecuentes y su manejo se realiza en la mayoría de las ocasiones en las consultas del médico de familia. 

Las lesiones traumáticas del tórax pueden producir fractura costal y suelen ser por caídas y golpes directos sobre el tórax, más frecuentes en adultos y se localizados en el tercio posterolateral de la cuarta a la novena costillas por presentar una sujeción fija a la columna y al esternón. En el 50% de los casos se asocia traumatismo pleuropulmonar significativo. 

La primera decisión que debe tomar el médico de familia es si es preciso realizar Rx de tórax para descartar fractura u otras complicaciones. La decisión se basará en la clínica y los datos exploratorios. 

Es conveniente hacer dos proyecciones (posteroanterior y oblicua del lado del traumatismo) de la arcada costal.

Presentamos el caso de una mujer de 65 años que acude tras haber sufrido una caida hace unos 5 días con informe del hospital donde veraneaba en el que constaba el diagnóstico de "probable fisura costal de octava costilla". Había presentado dolor costal, febrícula y discreta fatiga al andar. En la exploración se observa desaparición  del murmullo vesicular en base izquierda, con hipofonía y matidez a la percusión. Dada la disponibilidad de ecógrafo en el centro de salud, se realizó eco abdominal con el objetivo de comprobar la presencia de derrame pleural:

Ecografía realizada en el Centro de Salud que demuestra presencia de líquido en espacio pleural
Foto de José A Cortés
Con el diagnóstico de fractura costal complicada con derrame pleural se deriva a urgencias del hospital para completar estudio. A continuación se muestra la radiografía realizada en el servicio de urgencias del hospital:


Derrame pleural 5 días después de un traumatismo costal
Foto de José A Cortés

No hay comentarios:

Publicar un comentario