miércoles, 18 de enero de 2017

Bursitis olecraniana ¿qué hago con ella?

La bursitis del codo o bursitis olecraniana se produce por la inflamación de la bursa del olécranon bien por microtraumatismos o microcristales. El tratamiento puede incluir el drenaje cuando es molesta o de gran tamaño. también hay que tener en cuenta la posibilidad de infección.

Se debe realizar punción y drenaje del contenido de la bursa. Se puede valorar  la infiltración posterior de corticoide y el vendaje compresivo.

En el caso que nos ocupa se trataba de un varón de 80 años que acudía por la aparición casi asintomática de un abultamiento en región del codo. Reconocía la posibilidad de microtrauamtismo repetido en esa zona y no había ni antecedentes de hiperuricemia ni gota, ni de datos de infección.  

Se realizó el drenaje en la consulta del centro de salud con vendaje compresivo durante unos días, corrigiéndose el cuadro que no se ha vuelto a repetir.

Drenaje de líquido de una bursitis de codo
Foto José A Cortés

Líquido serohemático de una bursitis de codo
Foto de José A Cortés

martes, 17 de enero de 2017

Dolor en hipocondrio derecho: puede ser de causa torácica

Papel de la ecografía abdominal en el diagnostico diferencial del dolor en hipocondrio derecho irradiado a espalda. Puede ser un derrame pleural.

Ámbito del caso: atención primaria.

Motivo de consulta: dolor dorsolumbar e hipocondrio derecho.
Historia Clinica Mujer de 78 años que acude al Centro de Salud por dolor en región dorsolumbar e hipocondrio derecho, de varias horas de evolución. No antecedente de traumatismo o caída. No mejora con analgésicos habituales. No presenta síntomas respiratorios, ni urinarios, no alteración del ritmo intestinal. Antecedentes personales de hipertensión arterial y cáncer de mama tratada en remisión, con última revisión hace un mes.
Exploración física: Auscultación cardiopulmonar normal, abdomen blando, depresible, no doloroso, sin megalias, con ruidos intestinales normales, puño percusión renal bilateral negativa. Saturación de oxigeno del 95%.
Se realiza ecografia abdominal para descartar patología biliar o urológica como causa del dolor en hemiabdomen derecho en la que se observa imagen anecoica por delante del diafragma compatible con derrame pleural.

Ecografía abdominal del caso presentado, con imagen anecoica correspondiente a derrame pleural.
Foto de José A Cortés

La Rx de tórax confirma la existencia de derrame pleural probablemente secundario a patología de base.

Conclusiones: la ecografía abdominal es útil para el diagnostico diferencial del dolor en hipocondrio derecho irradiado a espalda para descartar patología biliar o renoureteral como primeras posibilidades. No obstante, como ocurrió en este caso también puede ayudar al diagnóstico de derrame pleural como causa de estas molestias.

Si hay sospecha de derrame pleural se debe realizar Rx de tórax, pero al disponer de ecógrafo en el centro de salud, se puede realizar una primera aproximación de forma inocua y sin preparación especial del paciente. La ecografía demostrará la existencia de una imagen anecoica, a veces con imágenes que flotan en su interior y que se moviliza con la respiración. Es difícil distinguir un exudado de un trasudado, aunque un líquido puramente anecoico hace pensar en trasudado y una alta densidad de imágenes flotantes orienta hacia un exudado.

Bibliografía:

Conangla L. Escenarios de la ecografía pulmonar. En: Escenarios de ecografía en medicina familiar. Semfyc 2016.